¿Tienes problemas con la productividad en tu empresa? ¿Pero que pasa? Tienes todos los recursos, los mejores productos, el personal adecuado, los métodos de trabajo. Y aun así algo no funciona……

¿Quieres incrementar la productividad en tu empresa?

CLARO….

Todos los que trabajamos en una empresa buscamos una mayor productividad, a fin de cuentas lo que buscamos es mejorar la rentabilidad, ser mas productivos, y por lo general lo que tendemos a hacer es establecer nuestros objetivos, nuestra dirección, y entonces procedemos a alinear nuestros recursos.

Si bien es cierto que para poder avanzar necesitamos antes que nada saber hacia donde vamos, también es cierto que para que nuestra maquinaria funcione, TODAS y CADA UNA de las partes por separado debe funcionar de manera correcta.

Si pensamos en términos de que esta maquinaria o empresa para funcionar necesita trabajar armónicamente, es un poco irreal pensar,  que con solo determinar el punto a seguir, todo funcionara a la perfección.

Cada una de las piezas o personas que componen nuestra maquinaria deben estar, antes que nada bien cada una de estas, de manera individual, para entonces proceder a trabajar armónicamente en equipo.

Imaginemos una gran maquina, perfectamente bien dirigida, aceitada, pero con piezas defectuosas… En algún momento una de estas piezas o varias dejaran de funcionar o explotaran y entonces nuestra perfecta maquinaria lo hará también.
Hablando en términos de nuestra empresa, sabemos que los componentes mas importantes de esta son nuestra gente, por lo que para asegurar un correcto desempeño de nuestro equipo general, una vez establecido nuestro objetivo, nuestra misión, nuestro rumbo, debemos asegurarnos que cada una de las personas que estamos dentro de ella funcionen de la mejor manera individualmente, para después, poder esperar que nuestro equipo trabaje de la manera adecuada y logremos entonces alcanzar nuestros objetivos.

Aun sabiendo esto, la realidad es que en la mayoría de las empresas tendemos a capacitar a nuestro personal para que logre los resultados deseados, les enseñamos como ser mejores vendedores, como desarrollar las mejores estrategias de ventas, como ser mejores tomadores de decisiones, como ser mejores líderes… en fin, buscamos desarrollar cualquier cantidad de habilidades en nuestro personal y en nosotros mismos, encaminadas a SER más productivos.

Y resulta que muchas veces todos nuestros esfuerzos NO RESULTAN, por mas que nos esforzamos en capacitarnos algo se interpone en nuestro camino, surgen problemas de comunicación, tenemos rotación de personal, no alcanzamos los presupuestos de ventas, el liderazgo no rinde frutos, los empleados no están motivados..

Pero que pasa? Tenemos todos los recursos, los mejores productos, el personal adecuado, los métodos de trabajo, …..
En mi experiencia una de las dificultades que nos encontramos en la mayoría de las empresas al querer obtener resultados de productividad y eficiencia es que los directivos y en general todos los participantes de la empresa, no son conscientes de sí mismos y del impacto que producen en su entorno, existe la creencia de que lo primero que hay que fijar son los objetivos a alcanzar, y una vez establecidos, se debe modificar o forzar a las personas para que se comporten de tal manera que se puedan lograr los objetivos.

Tenemos claro que es lo que queremos lograr y buscamos encaminar y a veces FORZAR a que los participantes se modifiquen para que embonen y persigan los objetivos, creo que este es el verdadero problema.

No es que nos falten recursos, capacitación, mejores elementos, lo que FALTA es considerar a todo el personal de nuestra empresa de manera INDIVIDUAL como seres ontológicos, como personas integrales, con fortalezas y debilidades, diferentes entre sí, para poder tener PERSONAS EMPRESARIALMENTE PRODUCTIVAS, tenemos que buscar tener PERSONAS INTEGRAMENTE PRODUCTIVAS, plenas, y aprovechar al máximo estos recursos personales, respetando y aprovechando la esencia de cada persona, lograremos obtener una mayor productividad al final del camino.

Pensemos en nosotros mismos, en nuestra experiencia personal, es imposible pensar que somos excelentes elementos de nuestra empresa, cuando en nuestra vida personal nos va mal, no somos felices, podemos fingir un tiempo, podemos aguantar por momentos, pero la realidad es que si no estamos bien con NOSOTROS MISMOS difícilmente podremos estar bien en cualquiera de los ámbitos de nuestra vida, incluyendo el LABORAL.
Sabemos hoy en día que es imposible separar el rendimiento profesional con el bienestar personal, ya que el individuo es un ser completo que actúa siempre de manera integrada, por lo que mientras más satisfecho y feliz sea cada quien en lo personal, mejor será su rendimiento en lo profesional, lo cual repercute directamente en el buen desempeño del equipo de trabajo.

Por lo que si queremos tener una empresa PRODUCTIVA y EXITOSA tanto a corto como a largo plazo debemos trabajar en tener PERSONAS FELICES, sabemos que no es tarea sencilla, pero estamos convencidos que personas conscientes de su potencial y de sus fortalezas, personas que se conocen se aceptan, que se valoran son mucho mas CAPACES de trabajar de manera armónica y productiva en todas las áreas de su vida, incluyendo la laboral.

 

La satisfacción y el bienestar de los trabajadores es la base para que una empresa sea productiva.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>