image

Buscamos la verdad ¿Pero quiero encontrarla? ¿ Y si la encuentro que hago con ella?

Buscamos la verdad ¿Pero quiero encontrarla? ¿ Y si la encuentro que hago con ella?

En diversos momentos y situaciones de nuestra vida, nos enfrentamos a una tremenda necesidad de encontrar la VERDAD, saber quienes somos, que es lo que ocurre, que nos ocultan, que es aquello que no nos han dicho….

Y muchas veces es necesario antes que nada, SABER cuanta verdad estas DISPUESTO a manejar, puede ser que lo que encontremos no nos guste, o también puede ser que el saber la VERDAD nos de cierta responsabilidad para actuar que antes no teníamos, es como salir de la zona de confort, listo ya lo sabes y ahora que lo sabes, que vas a hacer, como lo vas a enfrentar….

Por eso, como bien dicen, “El que busca, encuentra” Deberíamos tener claro CUANTA VERDAD ESTAMOS DISPUESTOS A MANEJAR….”

IMG_5175

Obedecemos a nuestros pensamientos ¿Pero de donde vienen?

Tendemos a identificarnos tanto con nuestros pensamientos, que los obedecemos sin preguntarnos siquiera ¡de donde vienen!

Por ejemplo, si pensamos que somos incapaces de hablar en público porque así somos y es algo que no podemos controlar, lo más seguro es que efectivamente al intentar hablar en público, si es que alguna vez lo hacemos, fracasemos por completo.

No importa si esta idea o creencia la generamos por alguna experiencia en el pasado, o bien por que algún maestro, amigo o incluso algún familiar nos lo dijeron en algún momento, la realidad es que pensamos que no podemos, ¡y eso se convierte en realidad!

Todos nuestros pensamientos y creencias sobre nosotros mismos, negativos o positivos,  generan estados de ánimo, por medio de los cuales actuamos y en base a esto recibimos la respuesta de los demás, por lo tanto  sería súper útil poder analizar cada una de estas creencias o pensamientos sobre nosotros mismos y ver de dónde vienen, si siguen o no vigentes y modificarlos de ser necesario para poder lograr los resultados que esperamos.

Inténtalo, es mucho más fácil de lo que piensas.

IMG_8231

La felicidad no es exterior, no depende nunca de lo que tenemos, la felicidad es INTERIOR depende de lo que SOMOS

Pasamos toda nuestra vida persiguiendo sueños, metas, objetivos a alcanzar a fin de ALGUN día poder ser FELICES, esperamos que cuando encontremos a la persona ideal nos hará felices, cuando hagamos aquel viaje soñado podremos ser felices, cuando compremos la casa de nuestros sueños podremos al fin ser FELICES….

Y resulta que UN DIA nos damos cuenta que al alcanzar esa META NO SOMOS FELICES, por que ya queremos algo mas, o pero aun,  ya NECESITAMOS algo más para ser felices.

En cambio, si desde ahora comprendemos que la felicidad mas que ser un objetivo a alcanzar es un estado de NOSOTROS MISMOS, vemos que si bien, es cierto que las cosas externas nos proporcionan placer, la FELICIDAD esta dentro de nosotros mismos, en nuestra actitud, en la manera que tenemos de disfrutar las cosas.

 

La felicidad no es exterior, no depende nunca de lo que tenemos, la felicidad es INTERIOR depende de lo que SOMOS.

foto (1)

¿Te atreves a contestar esta sencilla pregunta?

¿Cómo soy?

Es muy probable que todos nosotros nos preguntemos esto en algún momento de nuestras vidas, y aunque es algo que parece muy lógico y elemental, la mayoría de las veces no es tan fácil responder a esta pregunta.

Inclusive podemos llegar a preguntas más a fondo tales como: ¿Cuáles son mis valores? ¿Cuáles mis prioridades? ¿Y mis creencias sobre mí, los demás, el mundo que me rodea, sobre mi trabajo, lo que está bien y lo que no, lo que puedo lograr y lo que es imposible, lo que espero de los demás,….? ¿Qué es lo que me motiva? ¿Cómo influye todo esto en las decisiones que suelo tomar y en la manera de desempeñarme en el mundo, en mis relaciones de pareja, en mis amistades, en mi trabajo, en mi desarrollo personal y espiritual?

Son preguntas muy complejas, pero la realidad es que para saber a donde tengo que llegar, primero tengo que estar segura de lo que quiero y para esto es indispensable saber COMO SOY.

¿Te atreves a contestar esta sencilla pregunta?

IMG_4707

¿No es tu hijo lo que esperabas?

¿No es tu hijo lo que esperabas?

 

Ocurre mas frecuentemente de lo que quisiéramos que cuando nuestros hijos empiezan a crecer, NO SE COMPORTAN como NOSOTROS QUEREMOS, o son muy desobedientes, o son muy inquietos y no se concentran, o bien son muy huraños y no les gusta estar con nadie, o son muy dejados o bien son abusivos con otros niños, o solo se relacionan con adultos…. en fin la lista resulta casi interminable.

 

La realidad es que hay 2 factores muy importantes a tomar en cuenta el primero es que NUETROS HIJOS son personas independientes, con características únicas y por lo general muy distintos a nosotros y el otro factor es que nuestra forma de ser , nuestras expectativas, determina en gran medida lo que nosotros queremos de nuestros hijos, lo que los niños perciben de nosotros y lo que esperamos de ellos.

 

Un ejemplo muy claro es el de Andrea, una mama que se presento hace poco en un Taller para padres en el que nos platico el caso de su hijo David, ella es una persona muy sociable, amiga de todo mundo, el alma de las fiestas, nunca nada se ha interpuesto en su camino, ella piensa que si algo queremos podemos lograrlo, es exitosa en su trabajo, tiene una familia envidiable, ella espera que sus hijos sean igual o mas exitosos que ella, los 2 mayores hasta ahora cumplen con sus expectativas, solo hay un pequeño problema, David su hijo menor, David es un niño por demás tímido, callado, NO LE INTERESA sobresalir, prefiere estar a solas y es mas bien lo que podríamos llamar un niño pacifico, tranquilo, prefiere no pelear. Como es de esperarse Andrea piensa, es mas esta segura, que algo anda MAL con David, por mas que lo impulsa y hasta lo regaña y castiga, David nada mas no BRILLA. Andrea esta muy preocupada por que piensa que David con esa actitud no va a lograr ser NADIE en la vida, no va a ser FELIZ.

 

Casos como este, en los que como Andrea, en lugar de aceptar la naturaleza de nuestros hijos y dejar de querer imponerles nuestras expectativas, se dan muy frecuentemente y a veces inconscientemente solo logramos que nuestros hijos se AMOLDEN a nosotros a lo que esperamos de ellos, bloqueando de esta manera su FORMA de SER.

 

Logramos que nos obedezcan que hagan lo que nosotros queremos, pero convendría preguntarnos si queremos que nuestros hijos sean adultos que agachen la cabeza y obedezcan ciegamente o bien si queremos que nuestros hijos sean personas independientes, capaces de defender sus puntos de vista, de respetar su esencia…. A fin de cuentas la felicidad solo la logramos cuando actuamos en base a NOSOTROS MISMOS y no en base a las EXPECTATIVAS.

 

¿Tu que piensas?

 

 

¿Víctima o protagonista?

foto (3)

 

¿Víctima o protagonista?

 

Siempre ante cualquier circunstancia  de la vida, puedo elegir entre pensar que las cosas me pasan a mi, ya sean buenas o malas, que nada puedo hacer, que soy una víctima a la que le ocurren las cosas.

O bien, puedo elegir ser el protagonista, esto es hacerme cargo de mi responsabilidad ante mi reacción a lo ocurrido.

Al decidir ser el protagonista asumo mi capacidad de acción y por lo tanto me hago responsable de mi propia vida, si bien es cierto que no puedo controlar los hechos, si puedo ser responsable de mi actitud y mi reacción ante ellos.

Al sentirme víctima de lo que me pasa, culpar a otros de mi buena o mala suerte, lo único que logro es dejarme llevar por las circunstancias, entregar el control de mi vida….

Al asumir mi responsabilidad ante mis acciones y reacciones, obtengo el control y el poder de elegir que hacer con lo que me pasa, determino mi presente y decido mi futuro.

 

IMG_4193

¡MIL GRACIAS!

¡MIL GRACIAS!

 

A veces con la rutina y la costumbre nos olvidamos lo importante que es dar las gracias a aquellas personas que nos quieren, que hacen algo significativo para nosotros, que nos cuidan, aguantan nuestros malos humores, nos escuchan,  debemos tomarnos el tiempo para agradecer, tal vez con solo decirlo sintiéndolo de corazón mirando a los ojos, o bien con algún detalle que sabemos que significara “algo” para esa persona.

¡Mil gracias!

DSCF3007

¿MIEDO?

Todos lo hemos sentido alguna vez y lo sentimos día con día, a distintas cosas, a la muerte, a los cambios, a la perdida de un ser querido, a un  nuevo trabajo, al primer día de clases, al ridículo, al abandono, a la libertad….. Y en muchas ocasiones ese MIEDO  se convierte en una piedra en nuestro camino, que no nos permite avanzar, que frena nuestro desarrollo, que nos impide lograr nuestras metas, que nos recorta el horizonte, llegando incluso a convertirse en una parte de nosotros, el MIEDO se vuelve tan presente en nuestras vidas que  ya ni siquiera notamos su presencia.

Y por lo general, tratamos de no sentirlo, es muy común el escuchar “No tengas miedo, no pasa nada”!Como si fuera tan fácil solamente controlar lo que sentimos!, por que a fin de cuentas el miedo es una EMOCION que tiene una finalidad, es una SEÑAL de alerta, de la existencia de un riesgo, que despierta todos nuestros sentidos a fin de protegernos.

Si aprendiéramos a escucharlo, podríamos ir mas allá, pero a veces no nos animamos a hacerlo y nos acostumbramos a vivir resignadamente con el  ¿No sería mejor explorarlo, o explorarnos, o aprender a escucharlo? Debemos dejar de ver el MIEDO como un problema, como un obstáculo, para verlo solamente como una SEÑAL de alerta, no se trata de ignorarlo, si no mas bien de saber escuchar que es lo que realmente quiere decirnos…

foto (1)

DISTINTAS REALIDADES

DISTINTAS REALIDADES

LUCIA VS DAVID

 

EL JUEGO DE VIDEO

Una historia tan cotidiana hoy en día, nos muestra como la misma situación puede ser vista desde PUNTOS DE VISTA tan DIFERENTES.

Son la 7 de la noche de un martes, tan normal como siempre, Lucia llega de su trabajo cansada, con ganas de ver a su hijo, David, de 14 años, al entrar en la casa, Lucia escucha los gritos y los estruendos de siempre, es David de nuevo, David y su famoso juego de video…. Lucia está a punto de explotar, no sabe en qué momento David ahorro para comprarse este juego tan violento.

Lucia entra en la sala de tele, dispuesta a terminar de una vez por todas con esta situación, ella como madre tiene la obligación de educar y proteger a David, este niño tiene que entender que esos juegos son solo violencia.

“David, apaga eso, tenemos que hablar” grita Lucia, en un tono que David enseguida capta como orden inmediata.

David voltea a ver a su mama, pone los ojos en blanco, pone pausa en el juego y se sienta,  dispuesto a escuchar un nuevo sermón…

Lucia dice: “David, estoy muy preocupada por que tu nuevo juego de video, es muy violento, no puedo permitir que pases las tardes matando soldados, disparándole a personas, matándolas, volándoles la cabeza…”

David interrumpe “Mama, por favor no exageres, en este juego no mato a nadie, es solo un juego…”

Lucia muy molesta sube el tono de voz, “mira David no soy tonta, disparar a los soldados en la cabeza o en el pecho, en medio de  la guerra, al dispararles les vuela la cabeza y les sale sangre por todos lados, para luego quedar tirados en el suelo, eso es matar, oigo los gritos, veo la sangre, están muertos…”.

David interrumpe a Lucia y se defiende diciendo “mama, yo no mato a los soldados enemigos…”

Lucia repite “claro que los matas, al dispararles les vuela la cabeza y les sale sangre, para luego quedar tirados en el suelo, eso es matar”.

David interrumpe nuevamente “Claro que no, mira mama, cada vez que yo reinicio la partida o enciendo nuevamente el juego de video, los soldados enemigos aparecen en la pantalla, vivos nuevamente, así que como ves, REALMENTE no mato a nadie, solo es un JUEGO….”

 

¡Qué difícil situación!, mientras que para Lucia el juego se trata de matar, para David, es solo un juego, algo así como una representación…. y cabe señalar que no ponemos a discusión si es correcto o no que David a sus 14 años juegue o no estos video juegos, solamente tratamos de ejemplificar como de esta historia, tan cotidiana, tan real, así como de TODAS aquellas en las que intervienen 2 personas o más, existen SIEMPRE dos versiones, OPINIONES DISTINTAS, DISTINTAS REALIDADES.

 

Así pues, hablando de diferentes realidades, como ya sabemos cada uno de nosotros vemos las cosas desde un punto de vista diferente, desde nuestra perspectiva, a partir de lo que hemos vivido, considerando que lo mismo, representa cosas totalmente diferentes para cada uno.

Escuchar esto, a veces resulta muy obvio, pero al intentar entenderlo de manera práctica, no siempre es tan sencillo, ya que por lo general somos muy dados a pensar que la manera en la que NOSOTROS vemos las cosas, es la manera CORRECTA, la única

Y esto muchas veces termina en que tendemos a JUZGAR a los demás simplemente porque no son capaces de ver la REALIDAD, tal y como la vemos NOSOTROS.

Resulta además que es  aún más delicado cuando aquellos a quienes juzgamos son nuestros seres queridos,  cuando aquel OTRO que ve las cosas totalmente distintas es por ejemplo nuestro hijo, y lo juzgamos y pretendemos obligarlo a VER LA REALIDAD desde  nuestro muy particular punto de vista,  cuantos de nosotros no hemos intentado alguna vez que ese hijo  nuestro vea las cosas a nuestra manera  y ENTIENDA que la manera en la que nosotros vemos las cosas es la CORRECTA.

Si bien es cierto que nuestra labor como padres consiste en guiar y orientar a nuestros hijos, también es cierto que por ser las personas a quienes más queremos, deberíamos intentar comprender las cosas desde su punto de vista. A fin de cuentas es mucho más importante guiarlos y ayudarlos a actuar desde ellos mismos, siendo fieles a su propio YO, y no solamente lograr que hagan las cosas porque nosotros lo decimos, solo por complacernos, por miedo….

 

 

IMG_3378

El deseo de conocerse mejor

Son muchas las personas que acuden a nosotros buscando ayuda para resolver algún problema, superar una crisis,  o simplemente porque en algún momento de sus vidas, ante determinadas situaciones o crisis existenciales, surge en ellas el deseo de conocerse mejor, de descubrir que es lo que ocasiona que por más esfuerzos que hacen, no logran conseguir sus metas, romper los patrones de comportamiento que las alejan de sus objetivos, buscando el por qué, aun cuando en sus pensamientos saben el camino que deben de seguir, sus reacciones ante determinadas situaciones, parecen boicotear sus posibilidades para alcanzar sus logros más deseados.

A través de nuestros procesos de coaching, apoyándonos en el Eneagrama, logramos que las personas se pongan en contacto con su verdadera esencia, acompañándolas en un viaje interior encaminado a descubrir quiénes son y como sus pensamientos más profundos condicionan sus conductas, permitiéndoles observar como sus emociones nublan sus pensamientos y les impiden lograr los objetivos deseados.

Así que vemos que el Eneagrama es un proceso personal, que proporciona un mapa que nos orienta en el viaje interior encaminado el AUTO conocimiento, buscando siempre la AUTO aceptación para de esta manera permitirnos el AUTO desarrollo.